yo eLIJO ENAMORARME O NO ENAMORARME

El 14 de Febrero se celebra San Valentín o el día de los Enamorados.

Todo apunta a que este día tienes que regalar o hacer algo especial para tu pareja pero el amor no es un regalo. Es una elección.

«Yo elijo enamorarme o no enamorarme»

Si eliges enamorarte hazlo bien. No te enamores de partes o mirando lo que te atrae: «me gusta como me trata, tiene dinero, es divertido estar a su lado, es una persona inteligente…» hazlo en su totalidad y sin destacar nada por encima. Enfócate en lo que sientes tú y sobretodo observa si esa relación te apoya e impulsa para ser mejor persona, para sacar tu potencial y brillar. Es muy importante que te enamores de alguien con quien puedas disfrutar y que te haga la vida fácil.

Y te preguntarás ¿el amor no era ciego?. Siento decirte que no. El amor puede ser infantil, adolescente o adulto por eso es importante elegir bien y preguntarte ¿en qué amor estoy? porque inconscientemente te enamoras en base a tus creencias familiares, patrones o lealtades y lo haces según las heridas o reclamos de tu niñ@ interior. Enamorarte no es algo tan espontáneo como parece porque detrás de cada persona enamorada hay un sistema familiar con cargas, sufrimiento, lealtades, desórdenes…

Hay un guión de las relaciones sentimentales de tu sistema que quieras o no acabas interpretando. Tú solo te das el permiso de enamorarte. Tu cerebro y corazón se conectarán para crear un estado de ánimo, energía y sentimientos que te influyan y te lleven a sentir y creer que eso es amor y por lo tanto que estás enamorad@ y así actuarás y te comportarás.

Te conviertes en el actor o la actriz de un guión que ya está escrito por tu familia. Tu papá y tu mamá tienen mucho peso en tus relaciones de pareja porque para amar bien tienes que estar en una consciencia adulta en la que puedas ver a la pareja como igual desde el amor y la humildad:

«Me enamoro de ti desde el adulto o adulta que soy»

Publicaciones Similares